Esta web utiliza cookies propias y de terceros (estadísticas anónimas de visitas). Si continúas navegando, entiendo que  aceptas el uso que se hace de ellas.

LAS 22 REGLAS DE PIXAR (QUE NO SON DE PIXAR EN REALIDAD), ANALIZADAS

Por Stephan Vladimir Bugaj.

Regla 22

¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Cuál es la forma más económica de contarla?
Si sabes eso, puedes construir a partir de ahí.

Este consejo absolutamente crucial podría parecer que es solo una reformulación de la regla dieciséis (que también está relacionada con la regla tres); o quizás parece una generalización del esquema en la regla cuatro.

En cierto modo se trata en realidad de una reformulación de la regla dieciséis en el sentido de que lo que está en juego es la clave de la esencia de la historia. Si no sabes qué está en juego (para lo cual debes también conocer los arcos dramáticos de tus personajes y el tema), no tienes la esencia de tu historia.

Y las variaciones sobre la espina de la historia presentadas en mi análisis de la regla cuatro pueden ser una manera excelente de expresar la esencia de tu historia.

Sin embargo, la forma más útil de considerar esta regla es preguntarse:

¿Cuál es tu resumen promocional?

Demasiados escritores (yo incluido durante muchos años) miran por encima del hombro el resumen promocional como una mera y vulgar herramienta de ventas, algo que los productores nos obligan a hacer porque son titanes de la industria crueles y despiadados que no comprenden nuestras artísticas almas. Pero esa es la manera incorrecta de pensar en el resumen promocional (y la manera incorrecta de pensar en los productores).

Que elabores un “tráiler promocional” de los de (más o menos) dos minutos es exactamente lo que esta regla te está diciendo. Esa es la forma más económica de contar la esencia de tu historia.

Un buen resumen promocional desnuda de todos los detalles no esenciales, no importa lo buenos que puedan ser, y reduce la historia entera a sus atractivos esenciales:

  • Título y género.
  • De quién trata la historia (el protagonista).
  • Dónde y cuándo tiene lugar la historia (la ambientación).
  • Lo que desea y cómo es que no lo logra (el conflicto central).
  • El resultado del argumento si el protagonista fracasa (lo que está en juego en el exterior).
  • Lo que necesita y qué pasará si no se materializa (lo que está en juego en el interior).
  • Qué facetas de su carácter y de su filosofía se están poniendo a prueba (la pregunta temática o lo que está en juego filosóficamente
  • Los principales puntos de inflexión de la historia (el incidente incitador, el giro/sorpresa del punto medio y el momento más bajo del protagonista).
  • La resolución final (del argumento, del arco dramático del personaje y de la pregunta temática).

Y lo hace en más o menos tres frases.

(Nota: la gente confunde con mucha frecuencia el resumen promocional con la sinopsis corta (logline), que es solamente una frase cuyo único propósito es transmitir el “gancho” conceptual con la esperanza de interesar a alguien para que oiga el resumen promocional corto y, ojalá, el largo. Una sinopsis corta no es la forma más económica de contar tu historia; es solo un enunciado del concepto central).

Para resumir una historia en tres frases, gran parte del set-up queda fuera, y algunos de esos elementos esenciales se expresan más mediante el subtexto o la inferencia que con un enunciado directo. Por ejemplo:

“Blade Runner es un film de género negro en el futuro en el que Deckard, un expolicía antaño conocido por cazar androides renegados, se ve obligado a regresar al servicio activo cuando un grupo de androides militares asesinos aparecen en su ciudad con el propósito de obligar a su diseñador a que aumente su corta esperanza de vida.

Pero lo que Deckard menos esperaba era enamorarse de un androide, Rachel, y mientras da caza a los renegados, Deckard empieza a cuestionarse su propia humanidad y la de ellos.

En su obstinada persecución, Deckard aleja a Rachel y casi es asesinado por el moribundo líder de los renegados, Roy. Pero gracias a un momento de empatía mutua entre hombre y androide, Deckard gana una segunda oportunidad en la vida y en el amor”.

Tanto si piensas como si no que mi resumen promocional es el mejor posible para Blade Runner, y tanto si estás de acuerdo como si no con mi versión del resultado, frecuentemente debatido, y del tema de la película, echemos un vistazo al resumen a ver si te cuenta la esencia de la historia:

  • Las frases “género negro” y “su ciudad” explican el género y la ambientación.
  • Se enuncia a Deckard como protagonista.
  • El personaje quiere que lo dejen en paz, y el conflicto de ser lanzado de nuevo al papel de cazador es resumido en la frase “se ve obligado a regresar al servicio activo”.
  • Lo que está en juego externamente queda implícito en la frase “un grupo de androides militares asesinos” y “aumentar su corta esperanza de vida”: esas máquinas de matar podrían convertirse en dioses entre los hombres y vengarse de toda la humanidad.
  • Lo que está en juego tiene que ver con la humanidad de Deckard y su romance con Rachel: ¿cuál de los dos Deckard vencerá, el cazador o el amante?
  • La pregunta temática es “¿qué significa ser humano?” y en el resumen se presenta en la frase “cuestiona su propia humanidad y la de ellos”.
  • Los puntos de inflexión son: lo hacen volver al servicio activo para cazar a los renegados (incidente incitador), conoce a Rachel y se enamora de ella (”giro” del punto medio) y la pierde y casi es asesinado (el momento más bajo).
  • La resolución es que Roy muere y Deckard vive (argumento), pero ahora Deckard ha encontrado su humanidad (personaje) y el público comprende qué significa ser humano en realidad: no está en tus orígenes, sino en tu carácter (tema).

Cuando te estés preparando para escribir (o reescribir) tu propia historia, no necesariamente tienes que formular la esencia destilada de tu historia como una lista de puntos, una espina dorsal modificada de la historia o, incluso, como un resumen promocional de tres frases (aunque el escribirla como un resumen te ayudará más tarde cuando tengas que venderla o reclutar gente para que te ayude a realizarla).

La forma en que escojas explorar las ideas y escribir tu resumen queda enteramente a tu elección.

Pero debes precisar todos esos elementos con ese grado de especificidad y ser capaz de enunciarlos para ti mismo como los cimientos de la creación de un borrador definitivo para tu historia.

Por supuesto, como obra en desarrollo, todo esto puede revisarse con cada borrador.

Como parte de cada revisión deberías volver a enunciar para ti todas esas cosas con los cambios claramente expuestos. Esto facilitará mucho la creación del resto de la historia porque sabrás adónde va tu historia y quién es el personaje que la está llevando allá.


Anterior artículo:Anásis de las "reglas de Pixar" nº 21.


El análisis completo de las "22 reglas de Pixar", por Stephan V. Bugaj, está disponible en español para su descarga en formato PDF aquí.